CONTENIDOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Anexo Nota Clarin 30 de Junio 2013
 
 

Un botiquín, para que nada nos perturbe un instante feliz

30/06/13

Para Schwalb, saborear los momentos favoritos de la cotidianeidad es una enseñanza que le dejó su primera hija. “Me enseñó a valorar la vida, a disfrutar los momentos que ella, con sus tres años, llamaba ‘saboritos’, un ensamble perfecto para nombrar la capacidad de saborear los momentos favoritos de la vida. Podemos sentirnos más o menos alegres, o muy fastidiosos y enojados, pero eso no tiene por qué hacernos dejar de ser felices. Esa visión de la felicidad la aprendí de mi hija, durante su enfermedad. No se trata de una meta, sino de un estado interno, del protagonismo para decidir cómo y de qué modo vamos a escoger vivir lo que nos toque vivir. La resiliencia nos permite registrar, saborear la vida sin esperar al mañana, desde los eventos más cotidianos como amanecer en un día soleado, el aroma de una flor, disfrutar de un abrazo y de una mirada tierna. Y nada nos puede impedir disfrutar de ese maravilloso instante.” “También aprendí a preparar un ‘botiquín resiliente’. Así como un botiquín contiene los elementos necesarios para los primeros auxilios, en un botiquín resiliente el elemento más importante es el amor, pero debe considerar lo familiar, lo escolar y lo comunitario. Debe contener afecto, mirada y escucha cómplice; debe brindar habilidades para cooperar y resolver conflictos; debe impulsar la solidaridad y la memoria.”

 
 
 
Contacto
 
info@valeriaschwalb.com.ar
 
Seguinos
 
 
 
Patrocinadores
 
Diseño
 
Rojamedia