CONTENIDOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cuál es el mejor camino para empezar de nuevo?- Revista Salud Alternativa
 
 
Interviú alternativo

Después de una separación... ¿Cuál es el mejor camino para empezar de nuevo?
                               Entrevista a la Lic. Valeria Schwalb


La frustración, el miedo a estar sola, la confianza vulnerada y la autoestima dañada son algunas de las sensaciones experimentadas cuando una relación de pareja termina. La pregunta es cómo aprender a revertirlo con un camino de redescubrimiento y valoración personal para que la separación no sea vivida como un fracaso sino como un aprendizaje para continuar.

 
VOLVER A EMPEZAR

Hoy en día no es inusual encontrar mujeres solas, separadas o divorciadas, como era antes. Parejas con o sin hijos, con muchos años de relación y convivencia de por medio deciden separarse para arrancar un camino cada uno por su lado. Muchos factores, antes y después de la separación, entran en juego. Para entender que significa realmente “sentirse sola” y cuál es el mejor camino para empezar de nuevo entrevistamos a la Lic. Valeria Schwalb, psicóloga.
 

Cada separación, un caso particular

Las situaciones que llevan a una mujer a quedarse sola no siempre son las mismas como tampoco lo es la manera de experimentarlo. No es lo mismo una mujer joven sin hijos que otra más grande que ya ha tenido hijos, o una pareja de pocos años que otra formada hace mucho tiempo. Cambia el panorama también cuando somos nosotras las que elegimos separarnos o si la decisión es del otro. ¿Qué hay entonces en común entre mujeres en situaciones tan distintas?
 
-   Lic. Schwalb, ¿Cuáles son las causas hoy en día más comunes de las separaciones? ¿Infidelidad?¿Rutina?

Creo que la causa mas común hoy en día tiene que ver con la intolerancia, con el hecho de no poder tolerar los defectos del otro. Con la búsqueda de la relación perfecta, las fallas en la comunicación o cuando mis propias frustraciones son negadas por mi, puede suceder que yo comience a esperar que él realice lo que yo misma no podría hacer. Entonces la pregunta sería: ¿me estoy separando de vos o me separo de aquello que vos no podés para alejarme de lo que yo misma no puedo? ¿Me separo porque cuando estoy con vos, me doy cuenta que me olvide de mi?

-La mujer fue ocupando roles laborales y económicos que antes eran exclusivamente masculinos, ¿eso influye también?

Si, claro. Las demandas laborales de ambos influye muchísimo, se trabaja muchas horas y se vive con la presión de tener que poder combinar carrera, pareja e hijos. Los problemas económicos, también pueden ir erosionando el amor de la pareja. La llegada de los hijos puede por su parte, desencadenar la necesidad de reorganizar nuestras vidas y traer mucha inestabilidad a nivel de pareja, sobre todo en aquellas que convivieron durante mucho tiempo sin hijos y deben aprender a posponer sus propias necesidades en función de la familia que conformaron.

-¿Que significa para una mujer el “quedarse sola”?

La frustración es, por lo general, el sentimiento más profundo en una separación. Cada pareja se conforma sobre la base de sueños en común, que cuando no pueden concretarse van generando mucho dolor y una distancia cada vez mayor entre la pareja anhelada, es decir idealizada, y la pareja real.


“Ser sola”

Muchas veces los problemas en la pareja nos van alejando no solamente entre nosotros sino de nosotras mismas, a tal punto que descuidamos aquello que nos gusta o nos hace bien. Separarse puede convertirse en el abismo de encontrarnos frente a una soledad abrumadora, en medio de la cual tendremos que volver a conocernos, a redescubrirnos. La soledad se percibe, por lo general, negativamente. Estar solas, saber estar con una mismo, es la condición de poder construir una pareja sana, que esté integrada por dos.

- ¿”Ser sola” es algo que avergüenza?

El tema es que estar sola en cuanto a una pareja, no es lo mismo que “Ser sola”. En esa confusión radican muchos de los problemas con los que se enfrenta una mujer que se separa. Puede pensarse que aquella mujer es sola porque es muy exigente o neurótica, o porque seguramente “algo malo debe tener”. Pero muchas veces se trata de mujeres con un gran recorrido de desarrollo personal que ya no están dispuestas a permanecer en parejas que atenten contra ese crecimiento. Mujeres que no son dependientes del otro y puede elegir estar solas en función de su bienestar.

-¿Decisión que siempre carga con el prejuicio social tal vez, por romper con un modelo cultural preestablecido?

El mandato sociocultural promueve la unión de la pareja. Separarse puede generar un gran miedo de perder además de la pareja, el círculo de amistades con quienes se compartían encuentros. Muchas veces sucede que quienes eran nuestros amigos no toleran la decisión que tomamos, y esto se asocia al hecho de romper con los moldes, a enfrentarse con lo distinto. Entran en juego fantasías de que la mujer sola puede traer desarmonía, por el hecho de estar disponible para otro, por dar un ejemplo que asusta a muchos hombres, que hacen creer a sus mujeres que ellas, sin ellos no podrían vivir.

-¿Qué papel juegan las amigas o las demás redes sociales cuando esto pasa?

Es fundamental para la mujer que se separa, poder contar con amigas, con la familia. Contar con un grupo de pertenencia, que la ayude a enfrentar la crisis. Sobre todo para que, el hecho de quedarse sola en cuanto a la pareja, no la lleve al autoaislamiento, a la autodiscriminación. Al “autodivorcio”, es decir, a dejar de elegirse, de quererse. A creer que si él no desea estar con ella es porque nadie mas va a querer.


¿Crisis = oportunidad?
 
Todas las crisis de nuestra vida en todos los ámbitos se han tratado de tocar fondo para volver a salir a flote fortalecidas y la pareja, en este aspecto, no es la excepción. ¿Qué papel juegan, o mejor dicho que lugar le damos, en este nuevo contexto a nuestros proyectos personales?

- ¿Hoy por hoy la mujer ya no queda recluida al ámbito hogareño y al cuidado de sus hijos sino que se da un encare femenino a salir, a conocer otra persona o a ocuparse más de ella misma?

 Es que, probablemente, la mujer se encuentre con la oportunidad de poder realizar lo que durante su matrimonio no le era posible. Tendrá más tiempo para ella, para dedicarse a ella. Pasará por diferentes etapas de tristeza y dolor, en las que estará mas ensimismada en su sufrimiento, intentando adaptarse;  luego, si puede superarlo, podrá ir sintiendo más tranquilidad y conectarse con la oportunidad que cada crisis aporta, para fortalecerse. La crisis puede llevar a que la mujer desee salir de su casa para reencontrarse con ella misma en un ámbito más personal. En otros roles distintos a los que venía acostumbrada.
 

-¿Cuándo las mujeres empiezan a ocuparse de ellas entonces es más por conseguir a otro, por ellas mismas o por darle celos a su ex?

Puede ser por todos esos motivos. La mujer que se separa por lo general empieza a poner mucho énfasis en su aspecto personal y logra la apariencia con la que enamoró a su ex. En lugar de cuidarse mientras estaba en pareja, descuidando detalles en relación a su femineidad, muchas veces lo hace luego de la separación, a veces como para demostrarle al otro que ella aun sigue siendo una mujer deseable. Ocuparse de ellas, con el objetivo inconciente de que sus ex las vean forma parte de no poder elaborar la separación.

 
- ¿La autoestima es lo más dañado cuando una pareja termina? ¿Como fortalecerla?


La culpa por el fracaso de la pareja también juega un papel importante en el daño de la autoestima. En las consultas suelo escuchar mucho a mujeres que creen que no merecen ser amadas nuevamente porque no pudieron sostener una pareja; que se sienten menos mujeres por eso, que sufren enormemente el dolor provocado a sus hijos y no logran perdonárselo. Dar lugar a que la crisis nos deje una enseñanza, trabajar sobre nosotras mismas, realizar un autoanálisis sobre los motivos que llevaron a armar y a desarmar la pareja. Perdonarnos, pedir ayuda, recurrir a nuestros afectos, hacer un tratamiento psicológico que nos ayude encontrar mecanismos de afrontamientos sanos que nos conduzcan a un crecimiento y al encuentro con aspectos ocultos que quizá ni conocíamos de nosotras mismas. Puede ayudar a fortalecer el amor propio. Separarse implica elaborar un duelo por la pareja que se rompe y atravesar un duelo no es algo sencillo.
 

-En este duelo que mencionas, volver a lograr confianza en otro, ¿es la parte más difícil?

Siempre depende del motivo que llevó a la separación. Luego de una ruptura de pareja debido a engaños o infidelidad seguramente se haga más difícil volver a confiar en el otro. No obstante quizá sea más difícil volver a confiar en  uno mismo, volver a ser feliz, volver a enamorarse de alguien, amar.

 
Qué les pasa a ellos

Se asocia el papel de la mujer en la separación como el ser que más sufre, suelen cargar con un modelo cultural y social que exige que pasados los 30 no podemos estar solas, no “deberíamos”, que no podremos encarar una nueva pareja y luchar contra ese modelo, en un proceso de duelo como es una separación, no es cosa sencilla. Pero en este esquema el hombre también sufre profundamente, debe adaptarse seguramente a una nueva viviendo y a una nueva vida de un momento para otro. Veamos qué pasa entonces del otro lado.


-¿Qué  les pasa a los hombres cuando se separan y tienen que volver al ruedo, es más fácil el proceso para ellos?


Suele ser más fácil por la visión social de la diferencia entre hombres y mujeres. No estará tan mal visto que un hombre salga rápidamente con otras mujeres, ni que salga todas las noches. Lo que no sucede con las mujeres. El hombre por lo general es quien deja la casa, y si bien puede llegar a sufrir inmensamente la pérdida de la rutina con sus hijos, logra acomodarse a la situación. En cambio, la mujer queda a cargo de la casa, de los hijos y de intentar acomodarse a la misma rutina sin el hombre con el que compartía las tareas y obligaciones. Los hombres suelen tener un primer período de liberación total, al que puede sumarse cierto descontrol. Pero pueden caer posteriormente en una tristeza muy profunda al darse cuenta de las pérdidas, del vacío. Es importante también para ellos contar con apoyo familiar, con amigos que lo escuchen y acompañen y con un espacio en el que se le dé la oportunidad de sentirse triste si así fuera. Es importante tener en cuenta que los hombres también pueden sufrir.

 
 
 
Contacto
 
info@valeriaschwalb.com.ar
 
Seguinos
 
 
 
Patrocinadores
 
Diseño
 
Rojamedia