CONTENIDOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mi vida cambio para siempre
 
 
Hola Valeria mucho gusto, hace 3 días una ex compañera de trabajo y amiga me regalo tu libro, el cual acabo de terminar, Mi historia es la siguiente, tengo 46 años, 3 hijos, el mayor de 12 años, otro varón de 10 y una nena de 2 años y medio.  Hace 13 meses mi vida cambio para siempre, a mi esposa le detectaron cáncer de glándula suprarrenal en etapa IV, en 3 meses la enfermedad se la llevo cruelmente sin darle oportunidad, casi un año antes había fallecido mi madre también de cáncer (ya a los 83 años era esperable que en algun momento sucediera, pero implico tambien desarmar el departamento de mis padres lo que conllevo otra mudanza mas ademas de revolver el pasado, algo que hice casi solo dado que mis hermanos no viven en Capital), 3 meses antes de eso nos habíamos mudado a un departamento mas grande luego de 14 años y por ultimo 6 meses antes nació Emma concebida luego de una breve separación, como veras en nuestra vida sucedieron cosas en un lapso de tiempo  muy pequeño, tal vez cosas que a otras personas les pasan en años, buenas y malas pero con su stress a cuestas.  Pero lo de mi esposa fue devastador, inesperado, fue ahí cuando realmente la termine de conocer y me termine de conocer a mi mismo, desde el momento del diagnostico, nadie, ni mi esposa, ni mi suegra (que nos acompaño y ayudo en todo momento) , podían creer todo lo que hacia yo, trabajar, acompañarla, ir a la adaptación del jardín de Emma, generar una red de contención en el ámbito en donde se movían los chicos, tramitar la medicación (hubo que importar un medicamento y tuve que hacer yo todos los tramites la prepaga se lavo las manos), atender a todo el mundo para que ella estuviese tranquila, las internaciones por neumonia y neutropenia post quimio, verla sufrir todos los días, con las quimios y con el tumor que crecía y la hacia vomitar hasta lo que no comía, fue terrible para ella, que lo soporto estoicamente con la esperanza de vivir un poco mas para sus hijos, ver su entereza, lo que soporto esa mujer y como lo llevo adelante es digno de admiración y difícil de explicar, y luego el desenlace...perdimos la batalla.  Uno de los momentos mas duros fue decirles a mis hijos que su madre se iba a morir,  luego presenciar la despedida de ella con ellos (cada uno por separado) y su partida, nadie esta preparado para esto, es como si un tren te pasara por encima, pero de algún lado uno saca fuerzas y aunque uno no lo crea se vuelve a sonreír, por supuesto mi herida esta abierta todavía, pero resumiendo, cuando leía tu libro en algunas partes se me ponía la piel de gallina porque si bien mi terapeuta es excelente no siente lo que nosotros sentimos, al inicio esa sensación de irrealidad, la angustia, lo del llanto que no calma me mato!!, es así, si supieras las veces que me encontraba lavando los platos y estallaba en llanto y eran mis hijos los primeros que se acercaban a consolarme....increíble, quiero aclararte que no me apoye en ellos, lo mio en ese momento era incontenible, luego si cuando podía controlarlo no lo hacia frente a ellos, pero al inicio estaba fuera de mis manos, como vos decís el dolor es indescriptible pero siento que eso se va transformando y que la ausencia se torna en presencia, yo se que ella me acompaña y esta con nosotros de alguna forma (aclaro que soy agnóstico pero creo que hay algo mas allá de la muerte) , bueno quiero que sepas que a pesar de todo lo que nos sucedió e increíblemente, mis hijos y yo estamos bien, la otra vez le decía a mi terapeuta, que estaba muy orgulloso de mi mismo por todo lo que había hecho, que nunca pensé que podía ser una persona que pudiera salir adelante de algo así (mi familia política, mis amigos y compañeros de trabajo y mi terapeuta Luz fueron un sostén imprescindible durante el proceso), quiero que sepas que  al leer tu libro me sentí muy identificado con las sensaciones que describías y voy a utilizar con mis hermosos hijos si hace falta ese botiquín de herramientas resilentes (todo esto te lo resumo porque en estos meses que parecieron años pasaron muchisimas cosas).  Un Beso grande y muchísimas gracias 
Mario Eduardo Bardi

 
 
 
Contacto
 
info@valeriaschwalb.com.ar
 
Seguinos
 
 
 
Patrocinadores
 
Diseño
 
Rojamedia