CONTENIDOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nota de Moshe Korin sobre mi libro Todos Somos Resilientes en el diario El mundo israelita
 
 
Por Moshé Korin
De Valeria Schwalb:

«Todos somos resilientes. Niños y adultos pueden superar hasta el dolor más profundo.»

«Abrí tu ventana; puede cambiar tu mundo y el de muchos otros.»

Esta es la última frase del libro «Todos somos resilientes» de Valeria Schwalb. Creo que esta frase es un potente cierre de esta obra ya que condensa el espíritu y conceptos del libro.

El hilo conductor que atraviesa el libro os la convicción profunda de que es posi­ble no sólo superar los momentos de do­lor desgarrador en la vida, sino que ade­más se puede aprender de esos momen­tos. Tal convicción no sólo nace del saber teórico de Schwalb como psicóloga, sino además del recorrido de sus propias vi­vencías.

Erróneamente suele considerarse que los profesionales de la salud mental no deberían hacer públicos sus padecimien­tos, la presente obra muestra que tamaño prejuicio además de injustificado priva de la oportunidad de compartir enseñanzas de la vida con los demás.

Recorrido de la vida

La vida le puso en el camino el enorme desafío do tener que enfrentar una dolorosa enfermedad de su primera hija. No exis­ten palabras para expresar semejantes pérdidas, pero Valeria nos enseña que sí existen palabras para continuar luego de esos duelos.

Que el dolor nos inundo, no significa que pueda acallarse totalmente aquella luz interna que sin que nos demos cuenta nos guía muchas veces al momento de cruzar el abismo. De aquellos momentos en que aquella voz interna se enciente y nos alum­bra, de aquellas personas que la favore­cen y de aquellas prácticas concretas que la sostienen, trata el último libro de Valeria Schwalb de Cohen Lozie.

Los abuelos de Schwalb sobrevivieron a la Shoá. Cuando falleció su primera hija la autora nos dienta que sintió una pro­funda necesidad do conversar con ellos y preguntarles cómo hicieron para sobrevi­vir luego de semejante tragedia. La pre­gunta sobre cómo se logra continuar vi­viendo a partir del dolor, en verdad atravie­sa a todo ser humano, pero las respues­tas a esta interrogación nunca la encontra­mos solos, sino junto a los otros queridos.

Una de las vías principales por la cual se vehiculiza el poder de la resiliencia, de aprender del dolor para transformarlo, es el amor. Valeria nos señala que la contención, el afecto y el amor de otros nos brin­da esa posibilidad de crecer.

«Muchas veces, creemos que nunca saldremos de una situación. Sentimos que el pecho se nos hunde de un dolor lace­rante. La vivencia del tiempo se modifica y empezamos a vivir con una sensación de irrealidad, como en una historia de ficción, como si lo que nos sucede fuera un sueño del que despertaremos en cualquier mo­mento. Sin embargo, casi milagrosamen­te y muy de a poco, podemos salir adelan­te Miramos para atrás y no podemos creer lo que hemos hecho a posar del dolor (. . .) »
 
La potencia de la resiliencia

«Personalmente, considero que ser resiliente es poder sanar lo que no siem­pre se puedo curar.»

Schwalb diferencia claramente a lo largo de todo el libro la diversidad entre am­bos espacios. No se trata de forjar una ilu­sa invulnerabilidad frente a los hechos o una helada armadura, sino más bien lo contrario. De hecho la metáfora que ilustra la resiliencia es la flexibilidad.

Por otra parte, la resiliencia tal como nos es aquí explicada, involucra inhe­rentemente los vínculos. La autora nos señala que la palabra de otros en mo­mentos del propio duelo puedo estar llena de incomprensión y hasta ser cruel, pero que también puede aliviarnos, puede ser un bálsamo para la sanación de las heri­das. Pues precisamente de aquello de que se trata en los duelos, es de curar heridas que no son visibles externamente, pero que no por eso son menos profundas, sino más bien lo opuesto.

«En síntesis, todos somos potencialmente resilientes, pero hay quie­nes deberán esforzarse más para al­canzar esta capacidades. La resiliencia, por tanto, es dada, aprendida y podrá ser construida con dedica­ción. Se trata de un proceso dinámi­co que se ve influenciado por la situa­ción socioambiental y emocional de la persona. » (Pág. 69)

El estilo mismo con el que nos habla Valeria en estas páginas, no es sólo técnico sino que también es cálido y cercano, el estilo mismo nos ilustra su querer acercarse al lector y su intrínseca empatía.

«Creemos que pensamos y sentimos en blanco y negro, 'Te quiero' o 'no te quie­ro'; 'me gusta’ o 'no me gusta’ 'me hace mal' o 'me hace bien", etc. Pero lo que sucede es otra cosa: los grises, los famo­sos grises, existen. »

Además de plantear en este libro la importancia del concepto innovador de la resiliencia dentro de la psicología y dentro de su experiencia de vida o del acompaña­miento a sus pacientes, Schwalb nos brin­da una lista de herramientas para fomen­tar la resiliencia ya que su mensaje es que todos somos resilientes.

Nos encontramos entonces con el anexo del libro llamado «botiquín resiliente »

«Un botiquín resiliente es un cúmulo de semillas sembradas que, cuando ne­cesitemos, se han de cosechar para con­tar con el poder de superar las crisis de la vida.»

Las obviedades, muchas veces preci­san sor repetidas, para que sean recorda­das: no sólo el cuerpo sufre laceraciones, también el alma.
 
Su prolífera labor

Valeria Schwalb es Licenciada en Psi­cología con honores de la Universidad J. F. Kennedy.

Se dedica hace años a la atención psicoterapèutica. Por otro lado, trabajó como panelista de salud del programa  «Médicos por naturaleza» emitido por la TV Pública.

Ha sido columnista en temas de salud en medios gráficos y radiales.

Se desempeñó a nivel internacional como disertante sobre distintos temas re­lacionados con los aspectos emocionales de las enfermedades y también ha dictado talleres de reflexión en empresas y escue­las.

Por último, a su prolifera labor en sa­lud mental, debe agregarse su formación artística como actriz y cantante.

  18 enero 2013

 

 
 
 
Contacto
 
info@valeriaschwalb.com.ar
 
Seguinos
 
 
 
Patrocinadores
 
Diseño
 
Rojamedia