CONTENIDOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Se puede, duele, pero estoy segura que se puede
 
 
Mi historia para compartir con todos ustedes, también es justamente estar atravesando el dolor más intenso, que sin duda es el que la vida, el destino, o como quieran llamarlo, me puso a mi, como a muchos de nosotros, y es la pérdida de un hijo.
Bueno justamente la muerte de mi hijo, Claudio de 23 años, de la cual hoy se cumplen 10 meses, y de un gran amigo, casi como decir un segundo hijo Sebastian de 27 años, me volvieron una resilente. Ellos son mi ventana de luz.
Hace 10 meses con la adrenalina propia de sus edades, eligieron sin lugar a dudas, dejar de transitar esta vida, saltando a un estadío superior, de paz, desde el cual me llevan cada dìa de la mano para ayudarme y enseñarme, que debo salir y seguir adelante, honrando la vida, que siempre a ambos les enseñé, debían amar.
 En un accidente de bungee jumping, decidieron darse la mano y sentir el aire, ese que me faltó cuándo me avisaron del accidente. Me enojé, me culpé, me odié y odié todo y a todos los que me rodeaban. Me pregunté una y otra vez porque el resto seguía respirando, y ellos no. Por qué Claudi ya no me llamaba una y otra vez...ma, me voy,..ma y el jean tal?,...ma ...no me hinches ya se que me tengo que cuidar...., ya no más mañanas tardías ni noches tempranas, sentí la nada misma. Hoy después de mucho pero mucho amor, de la persona que hace 2 años apareció en mi vida...Juan, gracias al cielo que estás, gracias a mis afectos más cercanos, mamá, hermanos, sobrinos, tíos, AMIGOS, y por sobre todo a una persona maravillosa, mi terapeuta Alicia, quién me enseñó el maravilloso arte del "abrazo", es que me convertí en una resilente. Se que me falta mucho camino por recorrer, y que son muchos los escalones que debo subir nada más y nada menos que aprendiendo, pero sin lugar a dudas el premio será el mayor que he tenido en la vida, reencontrarme con mi eterno amor, mi Hijo. Y será el momento más pleno de mi alma, aún más, que el del día en que ambos nos elegimos para transitar juntos, y estar unidos para toda la eternidad.
Se puede, duele, pero estoy segura que se puede.
Los abrazo desde el alma.


Mabel Torres
 
 
 
Contacto
 
info@valeriaschwalb.com.ar
 
Seguinos
 
 
 
Patrocinadores
 
Diseño
 
Rojamedia